SIN ETIQUETA

Desde luego que hay muchas lecturas respecto de la  decisión del Congreso del Estado para designar de manera unánime al Fiscal General y a la titular de la Auditoría Superior del Estado.

La primera y la más importante para quien esto escribe,  tiene que ver con que los diputados finalmente se decidieron a culminar los procesos para designar al Fiscal y a la Auditora, figuras claves en el futuro de la lucha del gobierno de Quirino Ordaz contra la violencia que nos afecta y contra la corrupción que hoy se destaca  a propósito de la revisión de las cuentas del gobierno de Mario López Valdez.

Estamos efectivamente  frente a una decisión no exenta de sospechas en torno de la existencia de dados cargados a favor, ya de Juan José  Ríos Estavillo y de Emma Guadalupe  Félix.

Sin  embargo estamos también frente a un hecho alentador en el sentido de que por fin vemos una demostración de oficio y operación política para atender los asuntos de la administración pública.

Entendible perfectamente que el Congreso del Estado haya realizado dos sesiones extraordinarias el mismo día, en tanto la urgencia de entrarle con todo al combate de la corrupción y de la violencia que nos afecta.

Sería infantil desde luego pensar que con la designación de Emma Guadalupe Félix ya se garantiza que los integrantes de la anterior administración estatal paguen por las supuestas irregularidades en el gasto público que ahora trascienden, o que Ríos Estavillo tenga la varita mágica para contener los altos índices de violencia.

Pensemos que ellos encabezarán la búsqueda de solución de dos rubros que nos afectan y que su demanda  de solución  es, o debe ser cuando menos, asunto prioritario  del gobierno de Ordaz Cóppel.

Interesante la labor a cargo de Emma Guadalupe Félix, porque la sociedad espera castigo a la corrupción que imperó durante el gobierno de Mario López Valdez, y que trascendió públicamente cuando el Congreso del Estado le rechazó la cuenta pública del primer semestre del 2016.

Mucho interés además respecto del cómo Juan José Ríos Estavillo le entrará a la lucha contra la impunidad, que hoy representa el mayor aliciente para que siga la violencia y la  delincuencia en general.

¿Que Ríos Estavillo se sacó la ‘rifa del tigre’ con su designación como Fiscal?, pues si.

Más difícil su caso si pensamos que la ineficiencia del gobierno federal para combatir el armamentismo y el narcotráfico, detonan la comisión de delitos del fuero común como los homicidios que hoy lamentamos.

Sin embargo algo se tiene que hacer y estaremos pendientes de la estrategia que apliquen.

Por lo pronto el Congreso del Estado, la  diputada priísta Irma Tirado, titular de la Junta de Coordinación Política, junto  con las fracciones parlamentarias y representantes de  todos los partidos que ahí confluyen, le dieron al gobierno de Quirino Ordaz parte importante  de las herramientas que ocupa para entrarle con todo al combate de la violencia y corrupción.

Interesante lo que sigue.

Así están las cosas…

 

jorgewalteriomed@gmail.com

medinawalterio@outlook.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *